Términos y plazos de las actuaciones judiciales en el proceso penal

Autor:Jesús Mª Barrientos
 
EXTRACTO GRATUITO

El término marca el momento en que ha de realizarse un acto procesal. El plazo es el período de tiempo durante el cual puede realizarse válidamente una actividad procesal. Unos y otros pueden ser legales o judiciales, según quien los haya establecido, y prorrogables o improrrogables, según que admitan o no una eventual ampliación.

Contenido
  • 1 Cómputo
  • 2 Tiempo hábil
  • 3 Otras cuestiones
  • 4 Normativa
  • 5 Jurisprudencia
  • 6 Recursos adicionales
    • 6.1 En formularios
  • 7 Legislación básica
  • 8 Legislación citada
  • 9 Jurisprudencia citada
Cómputo

Tanto los términos como los plazos pueden establecerse por días, semanas, meses o años. Su cómputo se sujeta a lo previsto en el artículo 5 del Código Civil (CC) :

  • Si se fijan por días y nada se dice, deben descontarse los inhábiles.
  • Cuando se fijan por semanas, meses o años, se computarán de fecha a fecha y no se descontarán los días inhábiles.

Debe tenerse en cuenta que cuando una actuación de la parte se sujeta a término o plazo, la actuación podrá realizarse válida y eficazmente hasta las 15.00 horas del día siguiente al del su vencimiento.

Tiempo hábil

Las resoluciones y las diligencias judiciales se dictarán y llevarán a cabo dentro de los términos señalados para cada una de ellas; no obstante su realización válida exige que las mismas sean producidas en tiempo hábil.

Con carácter general ha de tenerse presente que son inhábiles para las actuaciones procesales todos los días del mes de agosto, los sábados y los domingos, los días 24 y 31 de diciembre y los días festivos de ámbito nacional, autonómico o local, excepto para aquellas actuaciones que sean declaradas urgentes por las leyes procesales. Además, el Consejo General del Poder Judicial reglamentariamente puede habilitar los días inhábiles en los casos previstos en la ley procesal. Únicamente son horas hábiles las comprendidas entre las ocho de la mañana a las ocho de la tarde de los días hábiles.

No obstante lo dicho, para la instrucción de las causas criminales todos los días y todas las horas son hábiles, sin necesidad de habilitación especial. Y en fases procesales ulteriores, el Juez o Tribunal podrá habilitar los días y horas inhábiles, con sujeción a las leyes procesales.

Otras cuestiones

a) Cuando no se disponga término para una actuación determinada se entenderá que ha de ser dictada o realizada sin dilación y en el plazo más breve posible.

b) Las diligencias que se practiquen...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS