Prueba preconstituida y anticipada en el juicio oral

Autor:Jesús Mª Barrientos
Cargo del Autor:Magistrado y Presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC)
 
EXTRACTO GRATUITO

Como prueba preconstituida y anticipada son tenidas aquellas diligencias que, por referirse a hechos fugaces e irrepetibles, no son susceptibles de ser reproducidos en el acto del juicio oral y por ello han debido resultar perpetuados o recogidos en el lugar y momento en que acaecieron, por funcionario judicial o policial, y atendiendo a las exigencias formales establecidas. Se han apuntado como ejemplos de prueba preconstituida los test de alcoholemia, las actas de reconocimiento y descripción del lugar y del cuerpo del delito, de un registro domiciliario , una grabación de conversaciones telefónicas interceptadas , de una rueda de reconocimiento , etc.

Serán tenidas como prueba anticipada aquellas declaraciones testificales recogidas con antelación al juicio, con la presencia de todas las partes, incluido el acusado y su defensa letrada, por riesgo elevado de fallecimiento o por la imposibilidad de que el testigo pueda concurrir al llamamiento del juicio.

Contenido
  • 1 Presupuestos para su admisión
  • 2 Normativa
  • 3 Jurisprudencia
  • 4 Ver también
  • 5 Recursos adicionales
    • 5.1 En formularios
    • 5.2 En doctrina
  • 6 Legislación básica
  • 7 Legislación citada
  • 8 Jurisprudencia citada
Presupuestos para su admisión

En la medida en que la prueba preconstituida y la realizada como anticipada excepcionan el principio de inmediación judicial de la prueba por parte del Juez o Tribunal de enjuiciamiento, su introducción entre los elementos de convicción judicial está necesitada de una sujeción estricta a los presupuestos legales de su práctica y reproducción en el juicio oral.

La jurisprudencia constitucional ha reconocido la fuerza probatoria de estos instrumentos probatorios, pero viene exigiendo que en las mismas se observen y reúnan unos presupuestos que se enuncian como:

a) Presupuesto material. Han de versar sobre hechos que, por su fugacidad, no puedan ser reproducidos el día del juicio oral.

b) Presupuesto subjetivo. Habrán de ser intervenidas por autoridad judicial, sin perjuicio de que, por especiales razones de urgencia y necesidad, esté habilitada también la policía judicial para recoger y custodiar los elementos probatorios, siempre que sean llevados inmediatamente a la presencia judicial.

c) Presupuesto objetivo. Que se garantice la contradicción, para lo cual, siempre que sea factible, habrán de realizarse en la presencia del propio imputado y su defensa .

d) Presupuesto formal. Que sea introducido en el juicio plenario mediante su lectura o exhibición.

Especial mención exigirá ahora este último presupuesto, dado que es en el acto del juicio oral y en la fase correspondiente a la prueba documental donde deberá ser instada y producida la lectura de aquellas diligencias de prueba que hayan sido recogidas como preconstituidas o como prueba anticipada y que las partes pretendan introducir en el debate del juicio como elementos de convicción, en cumplimiento de la exigencia que se contiene en el artículo 730 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal (LECrim) .

La jurisprudencia viene admitiendo la introducción como prueba preconstituida o anticipada, cumplida la exigencia formal de su lectura en el juicio, de las declaraciones sumariales prestadas por testigos que hayan fallecido o se encuentren en el extranjero, por tanto fuera de la jurisdicción del Tribunal, no siendo posible lograr su comparecencia, o también cuando se trate de testigos que se hallen en ignorado paradero, si han resultado infructuosos los intentos de citación para el juicio, aun cuando tales declaraciones no hubieren sido recogidas en presencia de la persona del acusado, siempre que se hayan preservado la inmediación y la contradicción de las mismas, esto es, que se hubieren prestado a la presencia del Juez y de la defensa del acusado o acusados, con efectiva contradicción, es decir, permitiendo las preguntas de éstos al testigo, eludiendo así cualquier alegación de indefensión.

La STS nº 965/2016, Sala Penal, de 21 de diciembre [j 1] admite como prueba preconstituida la declaración de la víctima en un delito de agresión sexual, tratándose de una menor de edad con importantes patologías psicológicas y con déficit mental cuya comparecencia en el acto de juicio oral le hubiera perjudicado.

Las exigencias formales que han de ser observadas para una regular preconstitución probatoria vienen reguladas en el art. 448, LECrim. , en que se impone la efectiva contradicción de las declaraciones prestadas con ese fin, para lo que el Juez de instrucción deberá asegurar que la declaración es prestada a presencia del procesado y de su abogado defensor, del Fiscal y del acusador particular, si lo hubiere y quisiere asistir al acto, permitiendo a éstos formular cuantas repreguntas tengan por conveniente, salvo las que sean tenidas por impertinente. La redacción de este precepto se ha visto modificada por Ley 4/2015, de 27 de abril, reguladora del Estatuto de la víctima del delito , para incluir ahora la posibilidad de que la declaración de los testigos menores de edad y de las personas con capacidad judicialmente modificada sea recogida evitando la confrontación visual de los mismos con el inculpado, utilizando para ello cualquier medio técnico que haga posible la práctica de esta prueba. Modificación que deberá ser puesta en relación con la reforma que se introduce también en la redacción del art. 730, LECrim . para posibilitar la introducción de estas declaraciones de testigos menores y con capacidad judicial modificada, recogidas con las formalidades del art. 448, LECrim. , mediante su lectura o reproducción en el plenario, con plena validez como prueba preconstituida.

El Acuerdo del Pleno no jurisdiccional de la Sala II, de 3 de junio de 2015, sobre valor probatorio de las declaraciones prestadas ante la Policía , que sustituye el acuerdo del Pleno no jurisdiccional de noviembre de 2006 sobre la misma materia, determina que dichas declaraciones ante los funcionarios policiales no tienen valor probatorio, ni cabe su utilización como prueba preconstituida en los términos del art. 730 de la LECrim .

Normativa
  • Art. 657 , párrafo tercero, sobre la petición de prueba anticipada en el escrito de calificación provisional de los hechos.
  • Art. 730 , sobre las exigencias formales de su introducción en el juicio oral
Jurisprudencia

STEDH de 19 de febrero de 2013...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA