Agente encubierto

Autor:Jesús Mª Barrientos
Cargo del Autor:Magistrado y Presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC)
 
EXTRACTO GRATUITO

El agente encubierto consiste en una técnica de investigación basada en una simulación, autorizada legalmente, en la que un agente de la Policía Judicial es introducido en el seno de una organización criminal con el objeto de que sus integrantes le confundan con uno de ellos, permitiendo así el conocimiento de hechos e identidades relevantes para el descubrimiento del delito y sus responsables. Su utilización se limita, por tanto, a las actividades delictivas atribuidas a organizaciones criminales, entendiendo por tales aquellas que tengan por fin la perpetración de alguno de los delitos que se enuncian en el artículo 282 bis.4 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal (LECrim) (secuestro de personas, relativos a la prostitución, patrimoniales, contra derechos de los trabajadores, contra la flora y la fauna amenazada, tráfico de material nuclear, tráfico de drogas, terrorismo, etc.).

Contenido
  • 1 Autorización judicial
  • 2 Agente encubierto y agente provocador
  • 3 El agente encubierto informático
  • 4 Normativa
  • 5 Jurisprudencia
  • 6 Ver también
  • 7 Recursos adicionales
    • 7.1 En doctrina
  • 8 Legislación básica
  • 9 Jurisprudencia citada
Autorización judicial

La autorización para recurrir a la técnica del agente encubierto podrá ser tomada por el Juez de Instrucción en el seno un procedimiento que esté conociendo, o por el Ministerio Fiscal , en cuyo caso deberá dar cuenta inmediata al Juez, y en todo caso deberá serlo en resolución en razones propiciadoras de la investigación de un delito y deberá contener necesariamente la identidad real del agente encubierto así como la que utilizará como supuesta, que será facilitada por el Ministerio del Interior, sin que en ningún caso el agente puede ser obligado a actuar como tal. Al tiempo que se autoriza la utilización de una identidad simulada se autorizará, en su caso, la adquisición o transporte de efectos o instrumentos del delito y a diferir su incautación. La identidad simulada será otorgada por seis meses prorrogada y le autoriza a actuar con ella en el tráfico jurídico y social como si le perteneciera, y podrá ser mantenida en su declaración testifical en el juicio, en su caso.

La información que vaya obteniendo el agente encubierto deberá ser puesta en conocimiento de quien autorizó su intervención. Dicha información deberá ser aportada al proceso en su integridad para su valoración judicial.

El agente encubierto está exento de responsabilidad penal por las actuaciones que lleve a cabo como agente encubierto...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA