Actor civil en el proceso penal

Autor:Jesús Mª Barrientos
Cargo del Autor:Magistrado y Presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC)
 
EXTRACTO GRATUITO

En sentido amplio, actor civil es toda persona que ejercita, dentro del proceso penal, la acción civil. En sentido estricto, sin embargo, el actor civil es la persona, física o jurídica que dentro del proceso penal ejercita únicamente la acción civil, es decir, quien pretende la restitución de la cosa, la reparación del daño o la indemnización de daños y perjuicios, materiales y morales, causados por el hecho punible (STS 13/3/1995 [j 1] y STS 24/7/2001 [j 2]).

Contenido
  • 1 Acción civil como objeto del proceso penal
  • 2 Intervención del actor civil
    • 2.1 Ejercicio de la acción civil
    • 2.2 Tiempo y forma
    • 2.3 Procedimiento
  • 3 Jurisprudencia
  • 4 Ver también
  • 5 Recursos adicionales
    • 5.1 En formularios
    • 5.2 En doctrina
  • 6 Legislación básica
  • 7 Legislación citada
  • 8 Jurisprudencia citada
Acción civil como objeto del proceso penal

El artículo 100 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal (LECrim) establece que:

“De todo delito o falta nace acción penal para el castigo del culpable, y puede nacer también acción civil para la restitución de la cosa, la reparación del daño y la indemnización de perjuicios causados por el hecho punible”.

Una característica de nuestro sistema es el doble objeto del proceso penal, en el sentido de que además del ejercicio de la acción penal, en todo caso, la civil acumulada se sustancia también dentro del mismo procedimiento (a no ser que se efectúe la oportuna renuncia o reserva). En este sentido, establece el artículo 112, LECrim que:

“ejercitada sólo la acción penal, se entenderá utilizada también la civil, a no ser que el dañado o perjudicado la renunciase o la reservase expresamente para ejercitarla después de terminado el proceso criminal, si a ello hubiese lugar.”

Y, dice el artículo 108, LECrim que:

“La acción civil ha de entablarse juntamente con la penal por el Ministerio Fiscal, haya o no en el proceso acusador particular; pero si el ofendido renunciare expresamente a su derecho de restitución, reparación o indemnización, el Ministerio Fiscal se limitará a pedir el castigo de los culpables”.

Sin embargo, lo anterior no significa que la acción civil pierda su naturaleza privada aunque se ventile dentro de un proceso en el que predomina el interés público, la realización de ius puniendi del Estado.

Intervención del actor civil Ejercicio de la acción civil

Sólo pueden ser actores civiles quienes sean ofendidos o perjudicados por el delito. En este sentido, establece el artículo 109, LECrim que:

“En el acto de recibirse declaración al ofendido que tuviese la capacidad legal necesaria, se instruirá el derecho que le asiste para mostrarse parte en el proceso y renunciar o no a la restitución de la cosa, reparación del daño e indemnización del perjuicio causado por el hecho punible. Si no tuviese capacidad legal, se practicará igual diligencia con su representante”.

Como se ha dicho, la acción civil tiene naturaleza privada y por tanto, la parte perjudicada dispone de dicha acción, por lo que puede renunciar al ejercicio de la misma, debiendo se ser dicha renuncia “expresa y terminante”. Así, el artículo 110.2º, LECrim dispone que:

“Aún cuando los perjudicados no se muestren parte en la causa, no por esto se entiende que la renuncian al derecho de restitución, reparación o indemnización que a su favor puede acordarse en sentencia firme, siendo menester que renuncia de este derecho se haga en su caso de una manera expresa y terminantes”.

Por ello, aunque el Ministerio Fiscal deba ejercer ambas acciones, si el ofendido renunciare expresamente a la acción civil, dicha renuncia limitará su actuación, la del Fiscal, al ejercicio de la acción penal (según lo dispuesto en el artículo 109, LECrim ).

Tiempo y forma

En cuanto al tiempo y forma, la LECrim establece, con carácter general, que cualquier momento anterior al trámite de calificación del delito es válido para que el actor civil se muestre parte en la causa ejercitando la acción civil que proceda ( art. 110.1, LECrim ), no siendo necesario para la personación la interposición de querella ( arts. 109 y 761.2, LECrim ). Sin embargo, le interesará al actor civil comparecer lo antes posible en el procedimiento ya que, como establece la LECrim , su comparecencia tras el ofrecimiento de acciones no paraliza la instrucción. Así, el artículo 110, LECrim establece que:

“Los perjudicados por un delito o falta que no hubieran renunciado a su derecho podrán mostrarse parte en la causa si lo hicieran antes del trámite de calificación de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA